domingo, 29 de junio de 2014

Visiones del papel del empresario en el pensamiento económico

A lo largo del tiempo la visión del papel del empresario ha variado, desde la más clásica que consideraba empresario al propietario de la empresa hasta la más actual en la que podemos hablar de empresario desde el punto de vista profesional y patrimonial. Veamos primero las diferentes visiones a lo largo del pensamiento económico.





Pensamiento económico clásico: Adam Smith

Adam Smith consideraba al empresario como el que aportaba el capital, es decir, el empresario-capitalista, que dirigía el propio negocio y el beneficio era recompensa por aportar su capital y su trabajo. (s.XVIII)


Hasta mediados del siglo XIX los economistas no empezaron a diferenciar la figura del empresario de la del capitalista. Marshall (1890) asigna al empresario el papel de coordinador del proceso productivo, elevando la función empresarial a la categoría de cuarto factor de la producción.



El empresario-riesgo de knight

KNIGHT (1921) consideraba que el riesgo es lo que define realmente al empresario. La esencia de la actividad empresarial es la incertidumbre o ausencia de conocimiento sobre las consecuencias futuras de sus decisiones. El beneficio, por tanto, es el premio o recompensa por asumir ese riesgo.




El empresario innovador de Schumpeter

SCHUMPETER (1942) propuso la concepción más original del empresario. Ser empresario es ser innovador, es decir, ser capaz de lanzar un nuevo producto al mercado, iniciar un proceso industrial. Esta situación le concede una situación de monopolio temporal que le dará opción a recibir unos beneficios extraordinarios. A medida que otras empresas imiten esta innovación en el mercado, esos beneficios disminuirán.



El beneficio se justifica como el premio o recompensa que percibe el empresario por haber sido capaz de aplicar una invención tecnológica a usos comerciales o industriales.




Tecnoestructura de Galbraith

Para John Galbraith (1967), las grandes corporaciones empresariales que existen en la actualidad son tan complejas que ya no pueden ser dirigidas por una sola persona, sino que requieren una forma de dirección colegiada que integre a profesionales expertos en las distintas áreas: economistas, ingenieros, abogados, etc. A este grupo dirigente es a lo que Galbraith llama Tecnoestructura, que viene a constituir dentro de la empresa un nuevo centro de poder.



Según esta concepción en estas grandes empresas, quien realiza el papel del empresario no es el propietario, sino este grupo de profesionales.







Más visiones de empresario, incluido el empresario en la actualidad:

La evolución histórica del empresario – El Blog Salmón







Enlaces a todas las entradas de la

Unidad 1: La empresa y su marco externo. Factores de localización. Dimensión y crecimiento de la empresa

























No hay comentarios:

Publicar un comentario