lunes, 30 de junio de 2014

Tipos de empresas según ...

Existen diferentes tipos de empresas, que se dedican a diferentes actividades o cuyas características permiten clasificarlas en diferentes grupos, algunas de estas posibles clasificaciones son las siguientes: 



Según la titularidad del capital

Según la participación del Estado en la propiedad o de la titularidad del capital: las empresas pueden ser privadas, cuando la propiedad y el control se encuentra en manos de particulares; públicas, cuando el capital y el control están en manos del Estado; y mixtas, cuando la propiedad es compartida.



Según su tamaño

Hay diferentes criterios para medir la dimensión, si atendemos al número de trabajadores, podemos denominar microempresa a aquella que tiene menos de 10 trabajadores; pequeña empresa a la que tiene menos de 50 trabajadores; mediana empresa si tiene menos de 250 trabajadores y gran empresa a las que tienen más de 250 trabajadores.


Según su actividad

Empresas del sector primario, que crean utilidad al obtener los recursos de la naturaleza /empresas agrícolas, mineras, ganaderas, pesqueras, etc.); empresas del sector secundario, que desarrollan su actividad productiva al transformar físicamente unos bienes en otros más útiles para su uso (empresas industriales y de construcción); y empresas del sector terciario o servicios: está formado por las empresas cuya actividad es la prestación de servicios, ya sean comerciales, de hostelería, sanitarios, financieros, de transportes, comunicaciones, educativos, recreativos u otros, etc.



Según el tipo de mercado

Podríamos realizar clasificaciones de los diferentes tipos de mercados atendiendo a diferentes criterios, en este caso lo haremos en función del número de demandantes y oferentes y, así, tendríamos las empresas monopolísticas, cuando la empresa es la única que ofrece un bien o servicio a numerosos clientes; oligopolistas, cuando son pocas las empresas que ofrecen un mismo producto y con características similares, siendo muchos los demandantes; empresas de competencia monopolística, en la que existen numerosas empresas que ofrecen un producto similar a una multitud de demandantes; y las empresas en competencia perfecta, donde muchas empresas ofrecen un mismo producto a todos los demandantes y tienen poco poder de decisión en el mercado.



Según su forma jurídica

Empresa individual, cuando el propietario es una única persona; y empresa social o sociedad, cuando son varios los propietarios de la misma.



Según su ámbito de actuación

Podríamos clasificar las empresas en locales, provinciales, regionales, nacionales e internacionales.





Actividad propuesta: busca empresas conocidas de tu entorno según las anteriores clasificaciones de empresas.





NOTA: estas clasificaciones constituyen una primera aproximación a los diferentes tipos de empresas. Más adelante iremos desarrollando contenidos que profundizarán en las características de muchas de ellas y otros que completarán ampliamente las anteriores tipologías.








Enlaces a todas las entradas de la

Unidad 1: La empresa y su marco externo. Factores de localización. Dimensión y crecimiento de la empresa























2 comentarios: