miércoles, 3 de diciembre de 2014

Financiación interna o autofinanciación: reservas, amortizaciones y provisiones

Además de las aportaciones de capital por parte de los propietarios, y las fuentes externas de financiación que utilizan las empresas, la empresa genera sus propios recursos.

Podemos diferenciar dos tipos de autofinanciación, la de enriquecimiento y de mantenimiento.



Las reservas o autofinanciación de enriquecimiento


La empresa, como consecuencia del desarrollo de su actividad, genera unos beneficios. Estos beneficios puede decidir distribuirlos entre los propietarios o dejarlos en la propia empresa para financiar su crecimiento.


Ejemplo: En el siguiente artículo, los promotores y propietarios de BQ, confiesan que lo invierten todo, para financiar su crecimiento.



Los chicos de barrio que han creado el 'Zara de los móviles' (ElMundo.es)


Las reservas son los beneficios que se quedan en la empresa. Además, al tratarse de recursos permanentes, favorecen el crecimiento.



Saber más

Tipología de las reservas originadas por beneficios no repartidos (Gestores de Riesgo)





La autofinanciación de mantenimiento: amortizaciones y provisiones

A diferencia de las reservas, existe otro tipo de financiación que no representa un crecimiento para la empresa, sino que supone una autofinanciación de mantenimiento para sostener la capacidad productiva de la empresa, en la medida que proviene de una parte del resultado que no sale de la empresa. La financiación de mantenimiento está formada por las amortizaciones y las provisiones.



Las amortizaciones

El inmovilizado, en su contribución al proceso productivo, sufre un desgaste.

Ejemplo:

Una empresa dedicada al transporte de pasajeros en autobús, necesita de autobuses para desarrollar su actividad.

Si queremos alquilar el autobús para hacer un viaje, la empresa de transporte nos tendrá que dar un presupuesto. ¿Cómo calculará ese presupuesto? Tendrá que considerar los siguientes conceptos:

- Salario del conductor
- Combustible
- Peajes, en su caso
- Parte proporcional del mantenimiento
- Parte proporcional del seguro
- Otros gastos corrientes
- Parte proporcional de los gastos generales, como administración, etc

Todos estos conceptos van a ser pagados en el mismo ejercicio, es decir, a corto plazo. Pero el importe del viaje será mayor a la suma de los anteriores gastos. Los propietarios de la empresa exigirán unos beneficios, que podrán mantener en la empresa para financiar su crecimiento o distribuirlos.


Desgaste del autobús

Además, habrá que tener en cuenta el desgaste del autobús. El desgaste que sufre el autobús como consecuencia de ese viaje, supone un coste, que será también trasladado al presupuesto del mismo.

El importe correspondiente al salario del conductor, combustible, peaje, etc. será utilizado para pagar estos conceptos en el momento oportuno (en el ciclo corto). El beneficio será distribuido a los propietarios o se quedará en la empresa para financiar su crecimiento.


¿Y la parte correspondiente al desgaste del autobús? A ningún sitio, se mantiene en la empresa
 hasta que se necesita renovar el autobús.


Es decir, el importe correspondiente al desgaste del elemento de inmovilizado, lo reservamos, aunque no le podemos llamar reserva porque lo necesitaremos en el momento de renovar el mismo. Mientras no se utilizan esos recursos, se debe utilizar como fuente de financiación. Al ser unos recursos que sirven para mantener la estructura productiva de la empresa, se denomina autofinanciación de mantenimiento.

...

Lo mismo nos pasa con las finanzas personales, al calcular el coste de un vehículo, no podemos tener en cuenta únicamente el combustible, sino otros conceptos. Aquí podemos ver un ejemplo aplicado que, si bien sus cálculos pueden ser relativos, sirve para ver otro ejemplo de aplicación. En este caso, el desgaste del vehículo anual (lo que se correspondería con la amortización anual seria de 1.671,25 euros.




El gasto de tener un coche












Provisiones

Las provisiones son también una parte del resultado de la empresa, que crea un fondo para hacer frente a ciertas pérdidas que aún no se han producido, o bien futuros gastos. Por ejemplo, fondos para indemnizaciones, pago de impuestos, etc.

El Plan General de Contabilidad (PGC) las define como … “Obligaciones expresas o tácitas a largo plazo, claramente especificadas en cuanto a su naturaleza, pero que, en la fecha de cierre del ejercicio, son indeterminadas en cuanto a su importe exacto o a la fecha en que se producirán.”



El Barcelona provisiona casi 9 millones para multas de Hacienda por el 'caso Neymar - (Cinco Días)



Cuando la empresa llega al final del ejercicio económico, obtiene un resultado de las actividades que ha llevado a cabo. De este resultado, una parte se destina a dotaciones de amortizaciones del inmovilizado y a dotaciones de provisiones; otra parte se destina al pago del Impuesto de Sociedades; otra, a la retribución de los propietarios de la empresa en forma de dividendos; y el resto pasa a reservas de la empresa.



Saber más

¿Enriquecerse o mantenerse?: Lograr financiación (Gestores de riesgo)









Enlaces a todas las entradas de la





No hay comentarios:

Publicar un comentario