jueves, 2 de octubre de 2014

Formas de adquisición de la tecnología

Las 25 empresas que más invierten en I+D - Para ver las 50 y más, consultar fuente a pie de entrada


En función del proceso productivo, la empresa necesita una mayor o menor dotación de tecnología como factor capital. Así, empresas farmacéuticas dedicarán más recursos al desarrollo tecnológico, ya que del éxito de sus fármacos depende la viabilidad de la misma. Empresas de alta tecnología en electrónica, informática, telecomunicaciones o biotecnología, necesitan realizar grandes inversiones en tecnología. Pero también las empresas pequeñas y medianas precisan de la tecnología para lograr la eficiencia y competitividad en el mercado al que se dirigen.


En función del tipo de empresa, del grado de utilización del factor tecnológico en el proceso productivo y del acceso a financiación (entre otros factores), la empresa puede acceder a la tecnología desarrollándola internamente, comprándola o mediante alianzas estratégicas. Veamos cada una de estas formas de adquisición de tecnología.




Desarrollo interno

Habitualmente son las grandes empresas las que dedican más recursos al desarrollo tecnológico interno ya que disponen de mayores facilidades para su financiación.

La empresa que desarrolla internamente sus tecnologías, suelen realizar importantes inversiones en I+D+i.

Principalmente las empresas grandes son las que dedican más recursos al desarrollo tecnológico interno.

En las empresas farmacéuticas, buena parte de sus gastos se corresponden con gastos en investigación y desarrollo de nuevos medicamentos. Para ello disponen de los medios y profesionales necesarios para su desarrollo interno, para que, una vez logrado el medicamento, y tras ser protegido con una patente, recuperen los gastos en los que ha incurrido a través de la venta de los mismos.

Este tipo de desarrollo tecnológico resulta fundamental para determinadas empresas, ya que en el caso de encontrarse en un sector con alto nivel tecnológico, las empresas que no investigan se quedan anticuadas, además de asumir unos costes superiores que las demás y ofrecer productos o servicios obsoletos respecto a la competencia.



Adquisición exterior

Otra forma de adquirir tecnología es a través de la compra de la misma, muy habitual en la práctica totalidad de las empresas ya que, al no disponer de un centro de investigación y desarrollo, adquieren patentes o simplemente maquinaria a otras empresas. De esta manera, en vez de arriesgarse al éxito futuro de un proyecto de investigación, adquieren la misma con la seguridad de que tiene éxito.

Esta estrategia tiene la ventaja de no arriesgar el capital ante la incertidumbre del éxito de dicha investigación. El inconveniente es que, en caso de ser un factor determinante de ventajas competitivas en su sector, podría verse desfavorecido frente a empresas que la desarrollen internamente.




Alianzas estratégicas

En determinadas ocasiones, las empresas se ponen de acuerdo con otras para desarrollar determinada tecnología en un área geográfica determinada o bien se ponen de acuerdo para compartir recursos y resultados en la búsqueda de nuevos avances tecnológicos.

En este caso, se benefician de las economías de escala de la investigación, asi como la posibilidad de compartir posibles pérdidas futuras, pero también beneficios.





Saber más …

Las empresas que más han invertido en I+D (2013)

Adquirir tecnología, ¿dentro o fuera?

Los chicos de barrio que han creado el "Zara de los móviles"







Enlaces a todas las entrada de la





No hay comentarios:

Publicar un comentario