lunes, 22 de septiembre de 2014

Asignación de los recursos productivos en la empresa: eficiencia técnica y eficiencia económica

A Lanzada
La producción debe ser planificada para alcanzar los objetivos que se pretenden de la manera más eficiente posible. Para ello, debe diseñarse un sistema de producción que permita optimizar la utilización de los factores productivos.

Si podemos optar entre varias técnicas para lograr un mismo producto, es lógico escoger aquella que es más eficiente, es decir, la que emplea menos factores para producir lo mismo.


Veamos un ejemplo

Isla de San Martiño (Cíes)
Nos encontramos en una isla desierta, para conseguir comida podemos plantear técnicas alternativas. Inicialmente solo disponemos de nuestras habilidades manuales. Suponemos que, dada la dificultad que supone pescar con las manos, necesitamos emplear 10 horas de trabajo al día. El exceso de trabajo agudiza el ingenio y conseguimos elaborar un arpón, y así únicamente necesitamos 8 horas para obtener el alimento diario. Supongamos que de emplear una caña nos bastasen 5 horas y en caso de utilizar una red, fuesen suficientes 4 horas.



¿Cuál de las cuatro técnicas productivas es más eficiente? La cuarta, veámoslo en una tabla.




Claramente, al obtener la misma cantidad de producto en menos tiempo, la técnica 4 es la más eficiente, pero ¿es la más económica? Al escoger la técnica de producción no solamente debemos fijarnos en la más eficiente, sino que debemos analizar los costes para emplear la técnica económicamente más eficiente.





Proceso productivo técnicamente eficiente y económicamente eficiente


Vamos a limpiar la playa. Supongamos una playa de 2.300 metros de longitud, por ejemplo, la playa de A Lanzada. Disponemos de las siguientes técnicas para limpiarla y dejarla en condiciones óptimas para su disfrute.




Suponemos dos técnicas diferentes

Técnica 1. Emplear a diversos trabajadores equipados con diferentes herramientas para realizar la limpieza. Suponemos que en total empleamos 100 horas de trabajo, de mano de obra.

Técnica 2. Utilizar un trabajador con un tractor para realizar la limpieza, empleando 5 horas de trabajo y el alquiler de un tractor por importe de 1.000 euros.



Una empresa que utilizase la técnica 1 para limpiar la playa empleando 100 horas de trabajo, sería más eficiente que otra empresa que para limpiar la playa necesitase 120 horas de trabajo. Por tanto, podemos decir que un método es técnicamente eficiente si la producción que se obtiene es la máxima posible con una cantidad de factores dada.



Pero en la práctica, lo habitual es que sean posibles varias combinaciones (ej: técnica 1 y técnica 2). Cuando existen varias combinaciones posibles para lograr la misma cantidad de producto, la elección depende del coste de los factores de producción. Calculando sus coste y comparando, observamos que es preferible la técnica 2 porque es más económica, es decir, su eficiencia económica es mayor. Al elegir la técnica 2 frente a la técnica 1, estamos sustituyendo factor trabajo por factor capital.



En resumen, la eficiencia hace referencia a la posibilidad de lograr, con unos determinados recursos, la mayor cantidad posible de bienes (eficiencia técnica). Pero, dado que la utilización de recursos supone unos costes, la eficiciencia puede también definirse como la obtención de la máxima producción con el mínimo coste posible (eficiencia económica).








Enlaces a todas las entrada de la





No hay comentarios:

Publicar un comentario