martes, 5 de noviembre de 2013

Producción en la empresa y valor añadido desde el punto de vista de la utilidad

Refinería

El concepto de producción

La producción de un bien o la prestación de un servicio por parte de una empresa implica realizar todas las operaciones que son necesarias para poner ese bien a disposición del consumidor, es decir, transformarlo, almacenarlo, transportarlo hasta el lugar en el que alguien lo necesita y, por último, venderlo.


Mediante la función de producción (de bienes o de servicios), las empresas crean utilidad, por tanto generan un valor mayor, añaden valor a las materias primas y otros factores utilizados en el proceso productivo. La utilidad total de un bien podemos descomponerla en cuatro tipos de utilidad que se van añadiendo al valor del bien.


La utilidad de forma

Consiste en que los bienes adquieran la forma y las cualidades que el consumidor desea.

Por ejemplo, una refinería de petróleo: una plataforma industrial destinada a la refinación del petróleo, por medio de la cual, mediante un proceso adecuado, se obtienen diversos combustibles fósiles capaces de ser utilizados en motores de combustión: gas oil, nafta Además, y como parte del proceso, se obtienen diversos productos tales como aceites minerales y asfaltos. (Wikipedia)



La utilidad de tiempo

Se refiere a la necesidad de que el producto esté a disposición del cliente en el momento en que lo necesite.





La utilidad de lugar


Requiere que, además de en el momento adecuado, el producto esté listo para ser adquirido en el lugar que le sea más cómodo al consumidor (la tienda próxima o incluso el propio domicilio).
Bar Islas Cíes










La utilidad de propiedad

Formalizar la venta









Enlaces a todas las entrada de la




No hay comentarios:

Publicar un comentario