jueves, 11 de abril de 2013

Librecambio: teoría de las ventajas absolutas y comparativas

El librecambio propugna la no intervención estatal en el comercio internacional, permitiendo que los flujos de mercancías se gobiernen por las ventajas de cada país y la competitividad de las empresas, y suponiendo que con ello se producirá una adecuada distribución de los bienes y servicios, así como una asignación óptima de los recursos económicos a escala planetaria.


El librecambio

El librecambio propone un comercio sin trabas de ningún tipo. Los argumentos a favor de esta libertad de comercio internacional son los siguientes:

- Las economías de escala: al producir para una mayor cantidad de población, producir mayores cantidades, los costes por unidad producida será menor.

- La especialización: cada uno de los países se especializará en lo que mejor sepa hacer. (Teoría de la ventaja absoluta).

- La teoría de la ventaja comparativa: a cada país le compensa producir lo que relativamente le resulta menos costoso. (Teoría de la ventaja comparativa).

- La protección es ineficiente: al proteger a las empresas o mercados internos lo que se consigue en definitiva es una menor competitividad, productos menos atractivos y más caros.


 
La teoría de la ventaja absoluta

En el caso de abrir totalmente sus economías, cada una de las empresas del país se especializará en la producción de aquellos productos donde tienen ventajas absolutas (donde el coste total de producción es menor), por lo que las empresas, y por supuesto las dos economías, se beneficiarían del intercambio.



La teoría de la ventaja absoluta fue argumentada por Adam Smith para defender el librecambio.

Suponemos dos países, España y Alemania. Para simplificar el modelo, suponemos que tienen los mismos trabajadores (14.000 en cada país), que cada trabajador dedica las mismas horas de trabajo al año (1.840, que es una media en caso de 40 horas semanales) y que dedican los siguientes tiempos a producir cada uno coches y motos.





Si en un principio suponemos que dedican la mitad de los recursos productivos en cada país a la producción de cada producto (coches y motos), comprobamos como la producción española sería de

7.000 obreros x 1.840 horas/año = 12.880.000 horas/año

12.880.000 horas/año dividido entre 100 horas/coche = 128.800 coches al año

Si hacemos la misma operación con los coches que produce Alemania y las motos producidas por España y Alemania, nos ofrece una producción conjunta de 193.200 coches y 579.600 motos.

Si cada país se especializa en aquellos productos en los que son más competitivos (España en coches y Alemania en motos), dedicando la totalidad de sus recursos productivos a su producción especializada, la producción conjunta sería de 257.600 coches en España (superior a los anteriores 193.200 entre España y Alemania). Así mismo, la producción de motos sería de 644.000 (superior a las anteriores 579.600 entre España y Alemania). Ahora, una vez que la producción internacional es superior, será cuando se produzca el intercambio.



Teoría de la ventaja comparativa
Propuesta por David Ricardo, teoría que pretende demostrar que todos los países se pueden beneficiar de la especialización y del comercio internacional. Pare ello cada uno debe especializarse en la producción de bienes aunque no tengan ventaja absoluta en ellos; es suficiente que tengan ventaja comparativa, es decir, aquel producto que, comparativamente, sean capaces de producir a un precio menor.





En este caso, cada país se especializará en la producción de aquel producto que comparativamente sea más barato. Así, en España un coche cuesta producirlo 2,5 motos (100/40), mientras que en Alemania un coche cuesta 4 motos (200/50). Por lo tanto, España producirá coches (más baratos comparativamente con las motos) y Alemania producirá motos.

Para comprobar la ventaja, debemos probar el intercambio:

Si España se queda con la producción inicial de coches 128.800, y el resto se lo vende a Alemania, ¿cuánto estaría dispuesta a pagar Alemania por 128.800 coches? Pues si cada coche es el equivalente a 4 motos, serían 515.200 motos. España podría disponer de 128.800 coches y 515.200 motos.

Si Alemania se queda con la producción inicial de motos: 257.600, y el resto se lo vende a España, ¿cuánto estaría dispuesta a pagar España por las 257.600 motos? Pues si cada coche cuesta 2,5 motos, serían 103.040 coches.







1. El comercio internacional: proteccionismo y librecambio
2. Librecambio: teoría de la ventaja absoluta y comparativa
3. Proteccionismo
4. Medidas de fomento de las exportaciones
5. Relaciones económicas internacionales: cooperación e integración
6. Organismos internacionales
7. La Unión Europea
8. La Globalización




4 comentarios:

  1. Dado el caso de que España no goza de ventajas absolutas en la producciòn de coches como Alemania es debido a que España tendrà que especializarse màs en aquella producciòn a diferencia de Alemania que si goza de ventajas absolutas en la producciòn de coches ya que se entiende que Alemania es capaz de producir un bien con un coste de producciòn inferior al que se pueda obtener utilizàndolo.
    Mientras que para España lo que es la producciòn de motos si goza de ventajas absolutas ya que es capaz de producir un bien utilizando menos factores productivo a diferencia de lo que hace Alemania , y aunq Alemania no goze de ventajas absolutas en la producciòn de motos este paìs se especializarà para ser màs eficiente.
    kelly pua montesdeoca curso: 3ero . com ext A

    ResponderEliminar
  2. como podemos apreciar en el ejercicio planteado España goza de ventaja absoluta en lo que se refiere a la produccion de coches ya que le toma menos tiempo en producir un coche a España que Alemania pero España a lo que se refiere a la produccion de Motos no goza de ventaja absoluta porque le toma mucho mas tiempo en producir una moto que Alemania por lo tanto cada pais goza de ventaja absoluta en un determinado bien sea España en la produccion de coches como Alemania en la produccion de motos

    ResponderEliminar
  3. ¿Cuál es el nombre de un libro moderno que hablaba sobre la ventaja comparativa? Lo leí hace años y no lo encuentro, me gustaría encargarlo de nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento pero no me doy cuenta del libro que me comentas. Si alguien lo conoce, se agradecería que lo indicase aquí.

      Si finalmente te acuerdas o localizas el libro, te animo a que lo comentes aquí.

      Un saludo!

      Eliminar