martes, 12 de marzo de 2013

El Sistema Financiero Español

Para estudiar el sistema financiero, como cualquier aspecto de la economía, debemos considerar la intervención de cada uno de los agentes de la economía.

Los agentes en el sistema financiero

Las familias (economías domésticas) que poseen la propiedad de los medios de producción (tierra, trabajo y capital) y prestan a empresas y Estado, a cambio de una remuneración (rentas de la tierra, sueldos y salarios, intereses y beneficios) para que éstos desarrollen la actividad productiva y puedan satisfacer sus necesidades a través del consumo de bienes y servicios (recordemos el flujo circular de la renta). La parte de los recursos que obtienen las familias (remuneración de los factores productivos) no los destinan al consumo sino al ahorro.

Las empresas y Estado que desarrollan actividades de producción de bienes y servicios, para lo cual necesitan recursos para la inversión en instalaciones, maquinaria, etc., capacidad de producción en definitiva. Es decir, precisan del ahorro de las economías domésticas.

Para poder desarrollar la actividad económica, es necesaria la utilización de un medio de cambio, el dinero. También es necesaria la existencia de agentes que canalicen los ahorros de las familias hacia las necesidades de inversión de las empresas, éstas son las llamadas instituciones financieras (en principio los bancos y cajas de ahorro).

Para que el sistema funcione correctamente, es necesario que alguien emita el dinero (la creación de billetes y monedas para el intercambio), que establezca las reglas básicas del funcionamiento de este mercado y que controle la cantidad de dinero que hay en la economía, así como su precio. De esto se encargan los Bancos Centrales.


Instituciones, instrumentos y mercados

Para estudiar el sistema financiero español debemos estudiar los elementos que lo componen, es decir, todas las instituciones que permiten desarrollar esta actividad financiera, los instrumentos o productos que utilizan para ello, así como los mercados donde se producen los intercambios del dinero que ahorran unos agentes y que demandan los otros.

El sistema financiero español está dentro del Sistema Financiero Europeo o Sistema Monetario Europeo (SME) que tiene como moneda el euro.

Como veíamos, para que se produzca el intercambio de dinero entre ahorradores e inversores, es necesaria la existencia de determinadas instituciones financieras.


Las instituciones financieras

Las instituciones financieras que permiten desarrollar el mercado financiero son:






No hay comentarios:

Publicar un comentario