sábado, 7 de enero de 2017

Los costes de una cafetería ... costes fijos, variables y totales, medios y marginales

En los últimos años, cuando me dispongo a explicar los conceptos de costes fijos, variables, medios y marginales, para sentar las bases, lo hago con un ejemplo muy sencillo sobre los costes que puede suponer un café para una cafetería y el precio al que debería ser vendido para no incurrir en pérdidas. Como es un entorno que todos conocemos, todos hemos ido alguna vez a una cafetería, resulta sencillo de comprender.

Supongamos que deseamos abrir una cafetería. Los costes a los que nos enfrentamos son los siguientes:

Alquiler mensual: 1.000 euros

Coste de producir cada café (incluimos todos los posibles conceptos asociados a la preparación de un café): 0,20 €

El coste del alquiler es siempre el mismo, independientemente del número de cafés que pongamos, independientemente del número de clientes que tengamos, siempre será el mismo. Si vendemos un café al mes, el alquiler mensual será de 1.000 euros; si vendemos dos cafés al mes, será de 1.000 euros; si vendemos 5 cafés, será de 1.000 euros; si vendemos 100 cafés, será de 1.000 euros; y si vendemos 2.000 cafés, será de 1.000 €.
El coste de producir cada café será siempre de 0,20€. Si hacemos un café será de 0,20€; si hacemos dos, será de 0,40 €; si hacemos 5, será de 1 €; si hacemos 100, será de 20 €; si hacemos 2.000, será de 400 €.


UN CAFÉ

En el caso de conseguir solamente un cliente al mes, que consuma un solo café, ¿cuál sería el coste del mismo? ¿cuál debe ser el precio para no perder nada?
El coste del alquiler, de un mes, es de 1.000€

El coste de preparar un café, de 0,20€


Por lo tanto, el coste del café es de 1.000,20€. El precio mínimo al que deberíamos vender el café para no perder nada, sería de 1.000,20€


DOS CAFÉS

En caso de conseguir vender dos cafés al mes, ¿cuál sería el coste de cada uno? ¿cuál debe ser el precio para no perder nada?

El coste del alquiler, de un mes, es de 1.000€

El coste de preparar dos cafés, de 0,40€

Por tanto, el coste de los dos cafés sería de 1.000,40€. El coste de cada uno de los cafés, de 500,20€. El precio mínimo de venta sería de 500,20€ cada café. ¿A qué se debe esa reducción de precio?


CINCO CAFÉS

En caso de conseguir vender cinco cafés al mes, ¿cuál sería el coste de cada uno? ¿cuál debe ser el precio para no perder nada?

El coste del alquiler, de un mes, es de 1.000€

El coste de preparar cinco cafés, de 1€

Por tanto, el coste de los cinco cafés sería de 1.001€. El coste de cada uno de los cafés, de 200,20€. El precio mínimo de venta sería de 200,20€ cada café.


MIL CAFÉS

En caso de conseguir vender mil cafés al mes, ¿cuál sería el coste de cada uno? ¿cuál debe ser el precio para no perder nada?

El coste del alquiler, de un mes, es de 1.000€

El coste de preparar mil cafés, de 200€

Por tanto, el coste de los mil cafés sería de 1.200€. El coste de cada uno de los cafés, de 1,20€. El precio mínimo de venta sería de 1,20€ cada café.


DOS MIL CAFES

En caso de conseguir vender dos mil cafés al mes, ¿cuál sería el coste de cada uno? ¿cuál debe ser el precio para no perder nada?

El coste del alquiler, de un mes, es de 1.000€

El coste de preparar dos mil cafés, de 400€

Por tanto, el coste de los dos mil cafés sería de 1.400€. El coste de cada uno de los cafés, de 0,70€. El precio mínimo de venta sería de 0,70€ cada café.



Ahora ya estamos en disposición de explicar los conceptos de costes fijos, variables, medios y marginales.


Costes fijos son aquellos costes que no varían, siempre son los mismos independientemente del nivel de producción.

En nuestro ejemplo, los costes fijos son solamente los de arrendamiento (alquiler, 1.000 €/mes), aunque pueden ser muchos otros conceptos de costes, pero siempre aquellos que no varían, al menos en el corto plazo.


Costes variables son aquellos que varían con la producción, a medida que aumentamos la cantidad producida, éstos aumentan, en mayor o menor proporción, pero aumentan con la producción.

En nuestro sencillo ejemplo, los costes variables son los de realizar cada uno de los cafés (0,20€ cada uno). Si hacemos un café, los costes variables son de 0,20€; si hacemos dos de 0,40€; si hacemos mil, de 200€. Es decir, a medida que producimos más, los costes variables aumentan.

Hay muchos conceptos de coste variable, éstos pueden ser por ejemplo, las materias primas, energía, combustible, mano de obra, etc. En un caso real no es habitual que los costes aumenten proporcionalmente como en el ejemplo.


El Coste Total lo calculamos como la suma de los costes fijos más los costes variables, y este siempre aumenta a medida que aumentamos la producción debido a la influencia de los variables.

CT = CF + CV


El Coste Medio es el coste total de producción entre el número de unidades producidas, es decir, el coste de cada uno de los cafés.

CMe = CT/Q, siendo Q el número de unidades (cafés) producidas.


El Coste Marginal es el coste de la última unidad producida.

CMg(Q) = CT(Q) – CT(Q-1)


Veamos los datos en una tabla ...



Señalar que en este caso, el Coste Marginal es siempre 0,2€ debido a una simplificación del modelo.



Más información relacionada:

Los costes a corto plazo






Para completar el modelo o para profundizar en los posibles costes de una cafetería, os dejo estos enlaces que he encontrado con información relacionada.

Montar una Cafetería

¿Cuál es la inversión inicial para montar un bar? en España 2016

Pasos para montar tu bar o cafetería

2 comentarios:

  1. Excelente artículo, me ha encantado pero me hubiese gustado más conocer la amortización de diferentes productos que se venden en un bar...pintxos, bocadillos, vasos de vino...es súper interesante, a veces el consumidor se pregunta de dónde salen los precios..¿Crees que todos los barman utilizan este tipo de cálculo?

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Francisco, en este artículo pretendía explicar de manera fácil el concepto de costes, tanto fijos como variables, y poner de manifiesto cómo los costes fijos van disminuyendo a medida que aumentamos la producción, así como desatacar que forman parte del coste de un producto.

      Estuve dudando en incorporar más conceptos pero me decidí a no hacerlo para que resultase muy sencillo de entender. Quizá en posteriores artículos amplío el análisis.

      Respecto a si creo que todos los barman utilizan este tipo de cálculo, pues supongo que habrá de todo, seguro que los que han cursado estudios relacionados sí lo harán, y otros, o lo hacen, o se dan cuenta antes o después que es necesario tenerlo en cuenta. Pero es un problema de falta de cálculo y análisis en mucha PYME española, muchos empresarios que saben mucho de su trabajo, son buenos profesionales, pero descuidan el aspecto financiero.

      Gracias por el comentario.

      Eliminar