martes, 20 de febrero de 2018

La política fiscal y sus efectos


Como veíamos, una de las políticas económicas de las que dispone el Estado es la política fiscal. Mediante la aplicación de la política fiscal se pretende suavizar las fases de los ciclos económicos. Los instrumentos de los que dispone el Gobierno para aplicar la política fiscal son:

Los impuestos: al variar los impuestos, los ciudadanos pueden disponer de más o menos dinero.

El Gasto Público: aumentando o disminuyendo el gasto público, aumenta o disminuye la actividad económica.



Así, en función de la fase del ciclo económico en el que se encuentre el país, se puede aplicar una política fiscal expansiva o restrictiva.



La política fiscal expansiva

En las fases del ciclo económico en que la actividad económica disminuye, el Estado puede actuar para compensar esta disminución del siguiente modo:

a) Aumento del Gasto Público: de modo que revierta de modo positivo en las familias y empresas.

b) Disminución de los impuestos: al disminuir los impuestos a economías domésticas y empresas, éstas disponen de más dinero y pueden destinar más recursos al consumo y a la inversión.

Los problemas que suele provocar las políticas fiscales expansivas son subidas de los precios o inflación.

Noticia relacionada:


El Congreso de EE UU aprueba un enorme aumento de gasto público



Política fiscal restrictiva

Al revés que la expansiva. Cuando estamos en un ciclo económico expansivo, con un aumento de la actividad económica, suele producirse una subida de los precios y, para compensarlo, el Estado aplica una política fiscal restrictiva, consistente en:

a) Disminución del Gasto: reduciendo los gastos corrientes y de inversión.

b) Aumento de los impuestos: y así tener una menor renta disponible y moderar el consumo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario