martes, 20 de mayo de 2014

Ejercicio resuelto: ventajas absolutas, comparativas y tipos de cambio


Adam Smith estaba a favor del libre comercio y creía que éste podía ser mutuamente beneficioso y lo justificaba por medio de un concepto: la ventaja absoluta.

“Es la máxima de todo jefe de familia prudente nunca intentar tratar de producir en casa lo que le costaría más producir que comprar (zapatero a sus zapatos) Y que ese mismo principio debía aplicarse a las naciones”.




Smith sugiere que un país puede ser más eficiente que otro en la producción de algunos bienes. Dos países pueden beneficiarse con ello, especializándose en aquello en lo que son buenos: 

Teniendo en cuenta la Teoría del valor trabajo que se basa en que el valor de los bienes depende del trabajo necesario para producirlos, veamos el siguiente ejemplo: 


Supongamos dos países, Inglaterra y Portugal, que producen dos bienes, tela y vino. Los costes de producción de tela y vino son los siguientes: en Inglaterra el coste de producir 100 metros de tela es de 8 horas de trabajo, mientras que en Portugal es de 10 horas. En Inglaterra el coste de producir 100 litros de vino es de 7 horas, mientras que en Portugal es de 5 horas. 

Suponemos un consumo en Inglaterra de 80.000 metros de tela y 10.000 litros de vino, mientras que en Portugal el consumo es de 60.000 metros de tela y 8.000 litros de vino. 



Preguntas: 

1. En caso de que Inglaterra produzca exactamente los bienes que necesita y Portugal también, es decir, en caso de que no exista el intercambio, ¿cuál sería el coste total en horas de trabajo para Inglaterra y Portugal?



2. Si cada país se especializase en lo que mejor sabe hacer, ¿cuántas horas de trabajo serían necesarias para alcanzar la producción necesaria? 






Supongamos ahora que uno de los países es más productivo en los dos bienes. Ahora en Inglaterra el coste de producir 100 metros de tela es de 8 horas de trabajo, mientras que en Portugal es de 16 horas. En Inglaterra el coste de producir 100 litros de vino es de 7 horas, mientras que en Portugal es de 8 horas. 

Preguntas: 

3. En caso de que Inglaterra produzca los bienes que necesita y Portugal también, es decir, en caso de que no exista el intercambio, ¿cuál sería el coste total en horas de trabajo para Inglaterra y Portugal? 



4. Comparativamente, ¿qué producto sabe hacer mejor Portugal aunque sea menos productivo que Inglaterra en ambos?



5. Si cada país se especializase en lo que mejor sabe hacer, ¿cuántas horas de trabajo serían necesarias para alcanzar la producción necesaria? 






Pero en cada uno de los países hay unos costes laborales diferentes y el valor de las monedas varía con el tiempo. Vamos a completar el análisis anterior suponiendo un coste por hora de trabajo de 4 libras en Inglaterra y de 1.000 escudos en Portugal. Al ser monedas diferentes debemos comprobar la paridad, suponemos inicialmente un tipo de cambio de 1 libra=250 escudos. 

6. Calcula los datos (en términos monetarios) de los apartados 1 a 5


Para realizar el cálculo en términos monetarios, debemos convertir a libras o escudos las horas empleadas. Después debemos tomar una moneda como referencia, lo haremos con la libra.



Como podemos comprobar, en el Modelo I sigue existiendo una ventaja absoluta en cada uno de los países, por lo que cada uno se especializaría en un producto. En el Modelo II aunque en Inglaterra es menos costoso producir tela y vino, a nivel internacional supondría un ahorro aplicar la teoría de las ventajas comparativas como en el punto 3. Podemos comprobarlo multiplicando el número de horas de cada país por el coste.



7. Calcula los datos de los apartados 1 a 5 suponiendo que, debido a una mayor productividad de la economía inglesa, su moneda se aprecia, mientras que se deprecia el escudo, de manera que el tipo de cambio es de 1 libra= 500 escudos.


En este caso, como consecuencia de la apreciación de la libra, Inglaterra pierde la ventaja en productividad/hora.




3 comentarios: