miércoles, 18 de enero de 2012

La Tasa Tobin de los antiglobalización y de los liberales

El origen de la tasa Tobin deriva de una tasa que el economista James Tobin, postkeynesiano y ganador del Premio Nobel de Economía en 1981, propuso a los gobiernos como medida para persuadir la especulación. Ésta sería aplicada a las operaciones con divisas, pero no llegó a triunfar. Se hablaba que la podrían gestionar organismos como el FMI.

Posteriormente los movimientos antiglobalización se “apropiaron” de este concepto. Suponían que si se aplicaba a las transacciones internacionales y se recaudaba el dinero para ofrecérselo a los países pobres, se podría acabar el hambre en el mundo y muchos otros problemas. Aunque en vez del FMI (muy cuestionado por los antisistema) creían que deberían administrar estos fondos otros organismos diferentes. Realmente parece ser que Tobin consideraba esta interpretación de su tasa como errónea.

Mientras, una buena parte de los economistas liberales, en buena razón y siendo coherentes con su filosofía liberalizadora, desaprobaban cualquier tipo de tasa Tobin. Entre los que la han desaprobado en el pasado están Sarkozy diciendo “El asunto de la tasa Tobin es un absurdo. ¿Por qué? Porque nosotros la aplicaremos y ningún otro país lo hará”) o Cristobal Montoro calificándola de retórica, inútil e inaplicable.

Ahora Sarkozy tiene una especial cruzada en la aprobación de esta tasa, que está dispuesto a llevarla adelante aunque sea en solitario. Parece ser que sería aplicada a las transacciones financieras y para fortalecer éste mismo mercado. Aún no sabemos quién la gestionaría ni cómo se aplicaría exactamente pero resulta interesante que personajes tan diferentes la defiendan tanto en diferentes momentos de tiempo. ¿Será que los ahora los intervencionistas son los liberales? Solo falta que se una a esta defensa Angela Merkel.


Que no digo que no esté bien aplicarla, simplemente que resulta llamativo. Veremos…..



NOTICIAS EN PRENSA:


2 comentarios:

  1. http://www.latiza.es/CierreCont.aspx?con=207297

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni la de Tobin es la de los antiglobalización.

      Eliminar